Biodanza SRT

Usaré las palabras de su creador, Rolando Toro:

“En un mundo como el nuestro, de hambre y genocidio, de tortura y delación, en un mundo de abandono infinito, ¿cómo es posible ponerse a danzar? Más, ¿cómo podríamos cambiar el mundo sin cambiar nosotros mismos?”

Mi propuesta no consiste sólo en danzar, sino en activar, mediante ciertas danzas, potenciales afectivos y de comunicación que nos conecten con nosotros mismo, con el semejante y con la naturaleza.”


“La danza es un movimiento profundo que surge de lo más entrañable del hombre. Es movimiento de vida, es ritmo biológico, ritmo del corazón, de la respiración, impulso de vinculación a la especie, es movimiento de intimidad”.

“Lo que necesitamos para vivir es ese sentimiento de intimidad, de trascendencia, de vinculación gozosa y de estimulante dicha. Pues bien, en esas necesidades naturales hemos puesto nuestros objetivos”.

Las clases de Biodanza de hacen una vez por semana en sesiones de hora y media o dos horas.